Una empresa, aún sin quererlo, genera información.
Este capital informativo puede ser desarrollado
y utilizado como estrategia para producir beneficio,
tanto como los productos y servicios de la compañía.

Sin embargo las empresas no tienen por qué enfrentarse solas a los medios de comunicación. Muchas grandes y pequeñas compañías confían su comunicación a gabinetes externos que les ayudan a utilizar la comunicación como un instrumento generador de valor que les permite lograr ventajas competitivas.

A la hora de decidirse por el apoyo de una compañía externa es necesario tener en cuenta que:

    • La comunicación es algo muy serio como para arriesgarse a improvisar.

    •Redactar notas de prensa y relacionarse con los medios no parece complicado, pero
        hay que contar con alguien que lo haga. Un gabinete externo da más flexibilidad y evita
        aumentar la plantilla.

    • Un gabinete de comunicación externo, al manejar un gran volumen de información de
        diferentes clientes, funciona como una agencia de prensa y le ayuda a abrir el abanico de
        posibilidades frente a los medios.

    • Contar con un gabinete de comunicación externo proporciona prestigio a la empresa a la hora de
        difundir sus informaciones y muy especialmente cuando se hace necesario difundir notas de
        prensa conjuntas con otras empresas o asociaciones.